El ronquido


 

¿Qué es?

Durante el sueño, las vías respiratorias se estrechan a causa del relajamiento de la lengua y de la faringe. Cuando respiramos se producen unas vibraciones de las membranas, que causan el sonido típico y desagradable del ronquido.

 
El ronquido es un trastorno del sueño común que puede afectar a todas las personas a cualquier edad, aunque ocurre con más frecuencia en los hombres y las personas que tienen sobrepeso, y tiene prevalencia en las mujeres a partir de la menopausia.
 
Tiene una tendencia a empeorar con la edad. Más de la mitad de los adultos roncan ocasionalmente, mientras que el 25% se consideran roncadores habituales.
 
Una de las consecuencias que se sufren tras de una noche de ronquidos, es un cansancio agotador. Por lo tanto, las personas que roncan están muy lejos de tener un descanso de calidad, por lo que esté cansancio incide directamente en su calidad de vida, y en una merma de capacidades en su día a día.
 
Cuando esto ocurre es necesario acudir a un médico especialista para conseguir obtener un sueño y descanso reparador.
 

¿Por qué roncamos?

La obstrucción física del flujo de aire a través de la boca y la nariz es la causa de los ronquidos. Las paredes de la garganta vibran durante la respiración, dando lugar a los distintos sonidos de los ronquidos.
 
El flujo de aire puede ser obstruido por una combinación de factores:
 

  • La Edad influye. Al llegar a una edad mediana, la garganta se estrecha, y disminuye el tono muscular en la garganta.
  • Morfología. Los hombres tienen más estrechos los conductos de aire que las mujeres. Por eso son más propensos a roncar. Una garganta estrecha, el paladar hendido, y otros atributos físicos de origen hereditario, contribuyen a aumentar los ronquidos. Además, los niños con amígdalas y adenoides grandes suelen roncar.
  • Paladar blando y/o úvula. Una de las causas más comunes de los ronquidos, es tener un paladar blando o la úvula (el tejido que cuelga en la parte posterior de la boca) puede bloquear la apertura en la parte posterior de la garganta. Cuando estas estructuras vibran y chocan uno contra el otro durante el sueño, la vía aérea se obstruye y provoca el ronquido.
  • Problemas nasales. Un problema nasal puede bloquear las vías respiratorias, dificultando la inhalación, y creando un vacío en la garganta que provoca ronquidos.
  • Sobrepeso. El exceso de peso puede causar un aumento del tejido blando de la garganta. Este tejido graso y el tono muscular deficiente contribuyen a que aparezcan los ronquidos.
  • Alcohol, tabaco y medicamentos. El consumo de alcohol, el tabaquismo, y algunos medicamentos pueden aumentar la relajación muscular, provocando un considerable aumento de los ronquidos.
  • Posición al dormir. Dormir boca arriba hace que la mandíbula se retrase, los músculos de la garganta se relajan y bloquean las vías respiratorias, facilitando la aparición de los ronquidos.

 

 

Te ayudaremos a dejar de roncar.

Llámanos al 954 991 094 o usa nuestro formulario de contacto.